¿Quién ha dicho que las alfombras son solo para la temporada de otoño-invierno? En realidad, las alfombras también son para el verano. Cualquier excusa puede ser buena para vestir la casa con alfombras.

Porque protegen los suelos del uso diario, suman confort y calidez, decoran, transforman… Encuentra la excusa que quieras pero no renuncies a las alfombras aunque los termómetros no dejen de subir. Te contamos todo lo que debes saber para decorar con alfombras incluso en verano.

Decorar el exterior con alfombras

En verano sacamos mucho más partido a los espacios de exterior. Y es que el sol y el calor invitan a salir fuera a respirar aire fresco. Por eso las alfombras no deben faltar en tu terraza, porche, jardín o balcón. Las alfombras te invitarán a caminar descalzo y a lograr que tu exterior resulte mucho más acogedor.

exterior-verano
Puedes optar por una alfombra de gran tamaño para cubrir casi por completo tu exterior o bien escoger varias pequeñas alfombras distribuidas por todo el espacio. Si tienes un salón de exterior, coloca la alfombra bajo la mesa de centro. O bien en la zona de la mesa de comedor, cubriendo también las sillas. O junto a una butaca si tienes un rincón de lectura en tu exterior.

Alfombras de fibras vegetales: las más frescas

En el interior de casa, triunfan las alfombras de fibras vegetales, como el ratán, el yute, el mimbre, el coco, el sisal y otras muchas fibras vegetales. La gran ventaja de estas fibras es que son huecas. Así que el aire circula a través de ellas. Por eso resultan súper ligeras, frescas y transpirables. En otras palabras, ideales para la temporada de verano.

casa-verano
Además, la agradable textura de las fibras resulta súper placentera para caminar descalzo durante los meses estivales. Por eso las alfombras de fibras funcionan muy bien en las zonas de descanso de nuestra casa, como el salón y el dormitorio. Así podrás descalzarte y prolongar la sensación de bienestar.

Otro buen motivo para decorar la casa con alfombras de fibras es que están súper de moda. Aunque en realidad las fibras nunca han dejado de ser tendencia. La novedad esta temporada son las fibras con color. Y es que las últimas tendencias apuestan por las fibras teñidas con tintes vegetales que ponen un toque inesperado y divertido a estos diseños. También se llevan cada vez más las alfombras de fibras con formas redondas. Perfectas para cualquier rincón, ya que resultan súper decorativas.

Vinílicas: las más resistentes

Aunque si buscas una alfombra para verano que sea resistente y que, por lo tanto, puedas usar también en ambientes de exterior, lo mejor es optar por las fibras sintéticas. Si bien es cierto que no resultan tan agradables al tacto como las naturales, son más duraderas y resisten mejor a las inclemencias climáticas.

De hecho, muchos materiales, como las alfombras vinílicas, se pueden cómodamente lavar con agua y jabón. Así que estas alfombras son muy recomendables para el jardín, ya que podrás utilizar una manguera para retirar la suciedad.

salon-alfombra

De algodón: todo un clásico

Pero si prefieres las fibras naturales, el algodón es una gran solución. Es hipoalergénico, suave, transpirable, duradero, resistente y se puede lavar en la lavadora. Las alfombras en este tejido se pueden utilizar también en exterior, aunque no te durarán tanto como las de fibras sintéticas.

Por lo que se refiere al diseño, te recomendamos optar por colores vibrantes. Así darás un toque alegre y estival a tu casa. Las alfombras te ayudarán a transformar tu decoración para recibir al verano. O tal vez un diseño clásico como el tradicional estampado de rayas marineras.

Compartir

5/5 (1 Review)
Download Best WordPress Themes Free Download
Free Download WordPress Themes
Download Premium WordPress Themes Free
Free Download WordPress Themes
download udemy paid course for free
download coolpad firmware
Free Download WordPress Themes
udemy free download